Principios del Sistema de Distribución de Medicamentos en Dosis Unitarias
11 octubre, 2021 por
Francisco Rosario
| Sin comentarios aún


Los principales objetivos que se persiguen con el Sistema de Distribución de Medicamentos en Dosis Unitaria (SDMDU) quedan muy bien planteados dentro del Modelo Nacional de Farmacia Hospitalaria, el cual menciona los siguientes:

 ● Racionalizar la distribución de medicamentos y la terapéutica farmacológica
 ● Disminuir errores de medicación
 ● Garantizar el cumplimiento de la prescripción médica
 ● Procurar la correcta administración de los medicamentos al paciente
 ● Integrar al farmacéutico al equipo de salud en la atención al paciente

El SDMDU implica que el farmacéutico proporcione la medicación de los servicios bajo cuyo cuidado está el paciente en las dosis que éste debe recibir en forma individualizada. Esto por un periodo de tiempo limitado con previa validación de la prescripción médica.

Idealmente la distribución debería realizarse varias veces al día cubriendo las franjas horarias de administración de medicamentos en las unidades de hospitalización. Como resultado, supondría un gran volumen de actividad repetida y la necesidad de una dotación de recursos humanos que resulta difícilmente viable en el contexto de los servicios de farmacia actuales. En la práctica se acomoda a los horarios de pase de visita médica que, en la mayoría de los hospitales, suele llevarse a cabo cubriendo periodos de 24 horas.

ARTÍCULO RELACIONADO:

 ¿Qué son las Dosis Unitarias? Antecedentes de la dispensación de fármacos


El Sistema de Distribución de Medicamentos en Dosis Unitarias supone la organización de todo un proceso. Esto incluye prescripción, validación, preparación, distribución y administración en cada una de sus distintas fases. Además implica a los profesionales que intervienen en cada etapa y hace de la disciplina y del orden factores críticos del éxito del proceso.

El Sistema de Distribución de Medicamentos en Dosis Unitarias supone la organización de todo un proceso.
En general, los principios del SDMDU son más importantes que sus procedimientos. Estos principios han sido recogidos por el American Society of Health System Pharmacists (ASHP) que se resume en los siguientes seis principios:

1. Los medicamentos deben ir identificados siempre hasta el momento de su administración. Cuando no se etiquetan, los fármacos representan un peligro potencial para el paciente.

2. El servicio de farmacia tiene la responsabilidad de reenvasar y etiquetar todas las dosis de medicamentos que se usen en el hospital. Esto deberá hacerse en el servicio de farmacia y bajo la supervisión del farmacéutico.

3. Lo ideal es dispensar en cada ocasión la medicación para un solo horario. Sin embargo, en la práctica y debido a los circuitos de visita de los médicos a los pacientes, esta distribución se realiza en la mayoría de los hospitales para 24 horas, siempre teniendo en cuenta que esto puede generar errores. Por lo tanto, es necesario establecer procedimientos que minimicen esta posibilidad.

4. El farmacéutico debe recibir la prescripción original y en su defecto una copia exacta de la misma. En la actualidad el médico puede introducir directamente de manera electrónica la prescripción en la computadora. Aunque todavía no es una práctica habitual en el futuro se impondrá.

5. Los medicamentos no se deben distribuir hasta que el farmacéutico haya validado la prescripción médica. Además, este proceso de validación debe dar lugar a la intervención del farmacéutico para la mejora de la terapia, adecuando la misma a las necesidades del paciente.

6. El personal de enfermería de planta así como el de farmacia deben recibir directamente la prescripción médica, a partir de la cual las enfermeras preparan el plan de medicación a administrar y la farmacia la distribución a realizar. La enfermera, al recibir la medicación enviada por farmacia comprobará la concordancia con su plan de medicación. Si encuentra alguna discrepancia, será porque uno de los dos ha interpretado de forma distinta la prescripción. En este caso será preciso aclararlo, contactando al médico si es necesario. De esta forma muchos errores se detectarán y se evitarán en beneficio del paciente.

Fuentes de consulta:


Gobierno de México. (2009). Modelo Nacional de Farmacia Hospitalaria. 11 de octubre de 2021, de SECRETARÍA DE SALUD Sitio web: https://www.uaeh.edu.mx/investigacion/icsa/LI_UsoMedic/Ana_Tellez/modelo.pdf













Francisco Rosario 11 octubre, 2021
Compartir
Categorías
Archivar
Identificarse dejar un comentario