Elementos del Sistema de Distribución de Medicamentos en Dosis Unitarias
21 octubre, 2021 por
Francisco Rosario
| Sin comentarios aún


El Sistema de Distribución de Medicamentos en Dosis Unitaria (SDMDU), es aquel sistema de dispensación de medicamentos que reparte un envase que contiene una dosis única e individualizada de un medicamento preparado por el servicio farmacéutico y entregado al hospital para su administración al paciente. 

El SDMDU prácticamente consiste en proveer a cada paciente el número de dosis necesarias y prescritas para un periodo de 24 horas. Es indispensable que los medicamentos repartidos se apeguen a los criterios de la COFEPRIS, los cuales hacen referencia a la dispensación de medicamentos en dosis unitarias.

Los lineamientos de distribución acorde a la COFEPRIS se refieren a dispensar los medicamentos al paciente con base en la receta del médico tratante - en empaques unitarios que contienen DU y que fueron preparados por un profesional farmacéutico específicamente para el mismo. 

ARTÍCULO RELACIONADO: Principios del Sistema de Distribución de Medicamentos en Dosis Unitarias 

Dentro del mismo documento “Modelo Nacional de Farmacia Hospitalaria” que marca las mejores directrices y criterios en el desarrollo e implantación del SDMDU, se encuentran los siguientes elementos de definición, operativa y estrategia:

Proceso

En el SDMDU las tareas fundamentales que constituyen el proceso son:

  • Revisión de la calidad de la prescripción médica (PM) en cuanto a la exactitud de los datos del paciente.

  • Evaluación de la compatibilidad y estabilidad de la reconstitución de los medicamentos parenterales, la cual dependerá de las propiedades fisicoquímicas de cada fármaco.

  • Validación de la prescripción: correcta medicación, posología, vía y duración, e introducción de observaciones sobre incompatibilidades, toxicidad, intercambios terapéuticos, etc.

  • Comprobación de la medicación preparada antes de su distribución.

  • Adecuación del número de distribuciones diarias de carros en función de las necesidades de cada hospital.

  • Diferenciación e identificación de la medicación en cada horario de administración, en el caso de una sola distribución diaria.

  • Revisión de la medicación no administrada. Realizar la comprobación del porqué se hará la devolución, así como el control de calidad para su reutilización.

  • Comprobación y corrección de las causas que originan las reclamaciones de pacientes y del personal de salud.

  • Revisión periódica de la adecuación en contenidos y número de unidades de los botiquines pactados en cada unidad hospitalaria.

  • En los hospitales en los que no exista farmacéutico de guardia las 24 horas del día, se recomienda realizar un control del cumplimiento del procedimiento establecido para entrar en el servicio de farmacia por el personal autorizado.

Finalmente, en el desarrollo y funcionamiento de un sistema de distribución de medicamentos en DU, se debe evaluar la calidad del mismo midiendo los resultados obtenidos a través de indicadores.

En el desarrollo y funcionamiento de un sistema de distribución de medicamentos en DU, se debe evaluar la calidad del mismo midiendo los resultados obtenidos a través de indicadores.

Ruta del SDMDU

  1. Prescripción: El médico, tras evaluar al paciente y establecer un plan terapéutico con objetivos explícitos, elabora la prescripción médica, ya sea de forma manual o electrónica. Si es manual se suele utilizar la impresión con original y copia para una mejor organización del sistema y del propio hospital. Se recomienda acordar con las unidades hospitalarias la organización de las visitas médicas y horarios límite en que las prescripciones deben estar en el servicio de farmacia, y en consecuencia, el horario de recepción de prescripciones.

  2. Registro / transcripción de la prescripción médica por la enfermera en la hoja de registro de administración (plan terapéutico de enfermería) del paciente correspondiente.

  3. Traslado al servicio de farmacia: El servicio de farmacia recibe el original o la copia de la prescripción médica, ya sea a través del auxiliar o de la red informática (si la prescripción es electrónica).

  4. Validación de la prescripción: La prescripción médica se registra en el perfil fármaco terapéutico del paciente (impreso manualmente o registro informático) una vez realizadas las intervenciones oportunas para la optimización del tratamiento. Se comunica a la unidad hospitalaria las intervenciones y los comentarios realizados.

  5. Llenado de carros: El personal técnico llena las cajas de medicación de cada paciente (debidamente etiquetadas) a partir del perfil farmacoterapéutico del mismo en el sistema manual o a partir de listados. Los sistemas informatizados, con el listado de llenado de carros, facilitan enormemente esta actividad, reduciendo el número de errores y el tiempo empleado. Estos listados pueden estar agrupados por medicamento, lo que permite disminuir el número de desplazamientos del técnico en farmacia y hacer más ergonómica y segura la tarea de llenado. También pueden estar agrupados por paciente para poder realizar el repaso, tanto en farmacia como en las unidades de hospitalización. Actualmente se dispone de dispositivos semiautomáticos de dispensación de medicamentos, con anaqueles que rotan verticalmente y que facilitan aún más este procedimiento. El registro del consumo se hace de forma automática.

  6. Validación de cajas en los carros dispensadores: El personal farmacéutico, diferente al que preparó el o los carros, deben revisar la medicación para minimizar los errores en la dispensación a pacientes.

  7. Transporte a las unidades hospitalarias: Mediante los llamados “carros dispensadores o nodriza”, se realiza el transporte de medicamentos. Estos carros contienen las cajas correspondientes a los pacientes de varias unidades de hospitalización, de este modo en un solo viaje se pueden abastecer de medicamentos a varios pisos del hospital. Es muy importante apegarse a un horario estricto para evitar retrasos en la administración a pacientes.

  8. Intercambio de portacajas: En cada unidad hospitalaria se retiran las cajas vacías de los carros de DU (correspondientes al periodo de las 24 horas anteriores) y se sustituyen por los llenos que van en el carro dispensador. Se deben revisar las cajas vacías en busca de incidencias antes de retirarlas, por ejemplo, medicamentos no administrados. La unidad receptora debe repasar la entrega y comunicar las incidencias (en caso de haber) al servicio de farmacia.

  9. Traslado de nuevo al servicio de farmacia de los carros dispensadores conteniendo los portacajas vacíos o con la medicación devuelta no administrada.

  10. Registro y control de la medicación devuelta: El registro se realiza en el perfil terapéutico del paciente, ya sea que esté impreso manualmente o automatizado. El farmacéutico realizará las intervenciones que considere oportunas tras la revisión de la medicación no administrada.

Personal

El número del personal varía dependiendo del hospital, siendo imprescindible contar con profesionales farmacéuticos entrenados en distribución por DU. Debido a que aquel sistema incluye la interpretación del perfil fármaco terapéutico, es necesario que los farmacéuticos tengan entrenamiento básico en farmacoterapia.

El personal de apoyo incluye a los técnicos de farmacia. El número de este personal dependerá del número de camas o servicios del hospital a los que se les distribuirán los medicamentos utilizando el SDMDU, el número de profesionales farmacéuticos, la organización de las tareas, el horario de distribución a lo largo del día y sobre todo del tipo de tareas que les serán delegadas dentro del sistema de DU.

El personal farmacológico es importante en la cadena de distribución de medicamentos de dosis únicas

Estructura física

La estructura de la farmacia debe incluir lo relativo a la distribución y el diseño para el correcto funcionamiento del SDMDU. Para ello, es preciso disponer de un espacio destinado única y exclusivamente a DU, donde se realizarán todas las acciones inherentes al sistema - desde la recepción e interpretación de la prescripción, elaboración del perfil farmacoterapéutico, preparación del carro de medicación, y en algunos casos, hasta el preempaque y reenvasado; en caso de que la farmacia no cuente con esta área para realizarlo.

Equipamiento - Equipo de preempaque y reenvasado

 Dado que todos los medicamentos deben estar acondicionados en DU, de acuerdo a los procedimientos estandarizados, es necesario disponer de una máquina reenvasadora y etiquetadora de sólidos y líquidos orales. 

La adecuación en DU del resto de medicamentos: inyectables de preparación compleja, unidades de nutrición parenteral y preparaciones de citostáticos - requiere de un diseño complejo en cuanto a estructura organizativa, material y equipamiento.

Paneles o anaqueles

Estos con los contenedores o cajones de los medicamentos perfectamente identificados, agrupados por formas farmacéuticas o vías de administración y colocados por orden alfabético. Suelen colocarse en forma de “U” o “L”, ya que este acomodo facilita la dispensación y reposición de cajas con medicamento de cada paciente al disminuir el desplazamiento de quien prepara el medicamento.

El tamaño adecuado de los contenedores o cajones debe permitir contener la mayor cantidad posible de medicamento, evitando, por un lado, la necesidad de reposiciones muy frecuentes, y por otro, permitiendo que la “U” contenga el mayor número posible de medicamentos. Se recomienda mantener un control dependiendo el tamaño del hospital de entre 300 y 600 contenedores.

Carros de distribución con portacajas para la unidad hospitalaria

 Generalmente se utiliza un carro por cada 12 a 15 camas con DU. En cada caja debe ir la medicación de un paciente para un máximo de 24 horas. Los portacajas utilizados en cada carro de dispensación, deben tener un duplicado que permanece en el servicio de farmacia para permitir el intercambio en cada repartición.

Carros dispensadores o nodriza

 Utilizados como medio de transporte de los portacajas de la medicación entre el servicio de farmacia y las unidades hospitalarias para su ubicación en el servicio de farmacia.

Sistema informático

 Imprescindible en la implementación del SDMDU, el cual facilita todo el proceso y aumenta la calidad y la eficiencia. Solo precisa la introducción de la prescripción médica y el programa genera los listados de preparación de carros, el impreso de órdenes médicas pre impresas y el registro de administración para enfermería.

La fase de distribución resulta sencilla de automatizar porque ya existen programas informáticos desarrollados. Es fundamental que independientemente del grado informático del hospital, se considere un plan para implantar este tipo de sistemas ya que desaparece por completo la transcripción de las prescripciones y, en consecuencia, la posibilidad de generar errores de transcripción.

Refrigeradores

Se utilizan para conservar los medicamentos que requieran mantener condiciones de temperatura especiales, una vez reconstituidos y dispuestos para su administración en DU. Los medicamentos en su interior se dispondrán en contenedores individuales similares a los de la “U”.

Estante de seguridad

Se utiliza para custodiar los medicamentos de uso controlado, como los estupefacientes.

Stock o botiquín de planta o piso

Estos son depósitos de medicamentos pactados para cubrir situaciones de urgencia, también conocidos como gabinetes de medicamentos con sistema automatizado de control. 

El mantenimiento y abasto se realiza con base en un procedimiento establecido, en el cual la enfermería asume responsabilidades de gestión. Suele recomendarse que contengan solo aquellos medicamentos que se necesiten en un horario en el que la farmacia está cerrada. 

No puede demorarse su administración porque puede acarrear algún problema para el paciente. En cuanto a la cantidad, es recomendable como norma general lo correspondiente a dos tratamientos de 24 horas.


Francisco Rosario 21 octubre, 2021
Compartir
Categorías
Archivar
Identificarse dejar un comentario